Plan de contingencia en la ESPA por torrenciales lluvias del Fenómeno de La Niña

 

  • Alcaldía y ESPA recorrieron los terrenos del Acueducto y montaron dos tractobombas para contrarrestar la emergencia.
  • Suministro de agua sectorizado en estos días

Ante el aumento inusitado de barro y piedras ocasionado por las crecientes recientes del Fenómeno de La Niña en la Quebrada Las Blancas, la Empresa de Servicios Públicos de Acacías -ESPA ESP-, ubicó dos tractobombas en el sector de la planta de tratamiento y creó un puente para que el agua pase directamente de la corriente de la quebrada a los tanques desarenadores y posteriormente a la planta de tratamiento, sin pasar por la bocatoma de captación lateral que está colapsada por la cantidad de sedimentos.

La grave situación que podría dejar sin agua al municipio, fue manejada oportunamente por el equipo de la ESPA en trabajo conjunto con la administración municipal. El gerente Jaime Narváez  y el alcalde, Eduardo Cortés,  realizaron un recorrido por los agrestes terrenos en donde están ubicadas las bocatomas, los tanques desarenadores y la planta de tratamiento, de donde se establece un plan de contingencia que se está cumpliendo en estos momentos.

El plan de contingencia, sin embargo, no es suficiente, “pues la planta de tratamiento requiere por lo menos del paso de 200 litros por segundo y con las bombas apenas alcanza a 150 litros por segundo”, explicó Narváez, quien es ingeniero hidráulico y ha estado al frente de la delicada situación.

Por la merma del agua que llega a la planta de distribución, la ESPA se ha visto obligada a sectorizar el suministro del líquido en diferentes barrios del municipio y por eso se pide comprensión a todos los acacireños.

Los especialistas de la ESPA señalaron que por estos momentos “la situación está controlada”, pero insisten en hacer llamados de colaboración a la comunidad para que utilicen el agua en forma racional y austera y que implementen mecanismos internos de aprovisionamiento por si se presentan medidas obligatorias de racionamiento y sectorización del agua.

Mientras tanto, se está solicitando a las autoridades nacionales y departamentales que se hagan sobre vuelos de inspección en el recorrido de la corriente y el punto de nacimiento de la Quebrada Las Blancas para determinar en dónde y por qué se están produciendo los deslizamientos que generan la gran cantidad de barro y piedras que llegan a las diferentes instalaciones del acueducto.

El equipo de la ESPA en cabeza de su gerente el ingeniero Narváez, están adelantando acciones y estudios para buscar alternativas que mitiguen el riesgo y el impacto que pueden ocasionar la sedimentación y socavación en la línea de aducción contigua a la bocatoma lateral del acueducto y “no estemos padeciendo cada año los mismos problemas ante el recudrecimiento de las temporadas invernales, en estos días agravado por la aparición del Fenómeno de La Niña, que dicen los expertos, podría extenderse hasta principios de febrero del año entrante”.

Imagen 1
Imagen 4
Imagen 3
Imagen 2